lunes, 28 de mayo de 2018

ESPAÑA : " SE HA ENCENDIDO EN LA GENTE UNA MECHA MUY PELIGROSA Y DE CONSECUENCIAS MUY GRAVES "

Todos de alguna manera o por alguna razón hemos contribuido a este nivel de agresividad y de anarquía controlada que ahora mismo fluye en cada uno de nosotros. También es verdad que esta cuestión como casi todas va por barrios, pero no cabe duda que si no hacemos algo para calmar la ira y la sin razón en algunos aspectos de la actualidad política y social lo pagaremos muy caro. De echo, ya lo estamos viviendo en nuestras carnes y nuestra piel y como siempre, unos tienen mas responsabilidad que otros en esta mecha ardiendo que solo traerá un abismo inquietante si llega a la materia inflamable. Por eso se hace urgente que alguien o algo ponga un poco de orden a este sin sentido.


LA IRA ; LA RABIA Y LA IMPOTENCIA: Hace años que venimos soportando este saqueo de la caja publica. Hace años que llevamos escuchando nombres reconocidos en todo tipo de cargos y estamentos del Estado que pasan por los juzgados y algunos incluso por las cárceles. Hace años que en los medios solo escuchamos esto que junto con las broncas políticas en acusaciones de todo tipo y donde todos dicen tener la varita mágica para que este país salga del caos en el que esta sumido. Hace años que solo escuchamos los problemas que tienen ellos, los partidos, las siglas que forman el arco parlamentario. Hablan de sus problemas de lideres y de sus campañas electorales..de ellos en definitiva. Y mientras todos los focos alumbran sus historias nosotros seguimos aquí en el olvido mas absoluto. Hace años que seguimos esperando al Godot que nos prometieron. Seguimos en esta parada donde desde hace mucho tiempo los trenes no pasan y ni tan siquiera al parecer se les espera. Hace años que nos dicen que estamos fuera de la crisis y hace muchos años que a la mayoría de todos solo les acompaña la miseria de una paga, la calle o a la sumo un piso ocupa donde la desesperanza tiene su propia habitación. Por eso hace años que toda esta maldita situación a generado en la gente una ira, una rabia y una impotencia que ahora aflora en cada esquina, en cada calle, en cada pueblo o ciudad de esta España de futuro incierto. Las mujeres, los estudiantes, los pensionistas y muchos mas de los que pensamos han dejado de creer en la política y también en las palabras y promesas de sus políticos. Por eso la bandera, la sigla o la consigna no esta en todas y cada una de las movilizaciones, van por libre. Y observando el nivel de respuesta a sus quejas y su mas que importante movimiento de masas las reacciones políticas no se han echo esperar en un claro intento de atraerlas o manipularlas. Por todo esto, creo que por ahí es por donde irán las cosas ante esta inanición política que solo mira su ombligo. Una vez mas, la sociedad, la gente va por delante de la inútil casta política española.


MALCOM TENÍA RAZÓN : Que no se me tache de alarmista: "Si nadie toma seriamente cartas en el asunto catalán y otros parecidos, no tardando mucho la sangre desgraciadamente hará su presencia y todo lo que estalle a partir de ahí es inimaginable. Lo que ha ocurrido y esta ocurriendo ahora mismo en las playas en concreto pero en general con todo esto os juro que me da miedo y mucha pena. La agresividad, el desprecio, la falta de tolerancia y los insultos que veo por parte de todos los actores de esta tragicomedia no lo he visto en los sesenta años de vida que tengo. Hemos perdido la perceptiva y también tengo la impresión inquietante de que al parecer tampoco eso nos importa. Es uno de los síntomas de la desesperación y el hartazgo. Por mi parte que nadie espere que me posicione sobre esto porque no lo haré ya que cuando estalle el mundo no tardando mucho todo el esfuerzo quedara disuelto y quien sabe que derroteros traerá el nuevo Orden Mundial si es que aguantamos el invite. Si amigos, soy otro de los muchos millones de seres en el mundo que esta completamente decepcionado de la condición humana. Un escéptico, un tipo que su mayor revolución hace tiempo que la realiza en su entorno y alejado de ninguna consigna. No se si me sigue alguien, me gustaría, pero tampoco es necesario si llevas una buena brújula llena de buenas intenciones.