viernes, 7 de julio de 2017

MONT - SAINT MICHEL : " DENUNCIO TU FALTA DE SENSIBILIDAD CON LA DISCAPACIDAD "

Hace unas semanas que he regresado de estar unos días en Bretaña. Estuve hace mas de 30 años, pero solo recordaba Mont-Saint Michel. Imagino que esto mismo le ocurrirá a mas gente. Y es que es de cuento, un lugar que impacta y que deja huella. Pero voy a contar que ocurrió, para que hoy esta "carta-denuncia" este rodando en este momento por algunas de las administraciones francesas y por las redes sociales para que tomen cartas en este asunto y subsanarlo cuanto antes.  Al llegar, todos los vehículos estacionan en un parking enorme donde van y vienen los autobuses de dos cabezas tractoras que te llevan hasta el lugar. Pongo en conocimiento que soy una persona con movilidad reducida, por lo tanto figuro como discapacitado a todos los efectos. Bien pues la cosa comienza en el propio autobús, son diez minutos de recorrido mas o menos, donde existe un semáforo que se come siete. Ese día el calor superaba los 30 grados y el maldito medio de transporte tenia las ventanas cerradas y tampoco ningún sistema de aire acondicionado estaba funcionando. Era sofocante, como un horno, pero al parecer yo era al que mas se le notaba. La gente no dice nada ni tan siquiera ¡¡ Joder que calor !!. Yo si dije, y protesté. Pero para que la conductora pusiera el aire tuve que perder las formas y subir el tono. Lo hice en castellano y te aseguro que mas de uno/a me entendió ademas de la chófer



Al llegar fue la siguiente movida : El autobús tiene su ultima parada a mitad del puente, es decir,  a unos 500 metros de la entrada principal ¡¡ No me lo podía creer !! ¿ Ahora me hacen andar toda esta caminata ? simplemente indignante. Y no solo eso es que ademas el trayecto no tiene resguardo de nada, el camino es a cielo abierto : " Si llueve te calas, y si no te asas ". Que Francia trate así la discapacidad es del todo denunciable. Pero no solo es una falta de sensibilidad hacia las personas como yo, lo es también para las personas obesas, las personas mayores, las que acuden con muletas o aquellas que llevan consigo los carritos de bebe. Es muy injusto y debe de ser solucionado cuanto antes. Entrar en Mont- Sant Michel es comenzar a subir casi 300 escaleras entre tiendas y algún que otro árbol. El esfuerzo es considerable para personas convencionales, pero lo es mucho mas para aquellas que con mucho coraje y a pesar de las dificultades que he señalado antes, van poco a poco superando la montaña. Pero ¡¡ Oh sorpresa !! resulta que cuando he subido 200 me piden 10 euros para entrar en las 90 restantes si quiero ver la catedral y 3 mas por la explicación del recorrido. ¡¡ Un insulto y un engaño al turismo en toda regla !!. Ademas de todo esto, las dos fuentes que existen en la subida estaban secas, sin agua, cerradas. Podría llegar a entender que eso beneficia a la hostelería del lugar. De estar abiertas la gente entraría menos a los negocios. Pero el termino medio es que el agua sirva para refrescar solamente. Y que al lado colgara un cartel que avisara ( Agua no apta para el consumo ) o ( No potable ). De esta manera los turistas, la gente podrían mojarse un poco y seria menos dura la subida o mas bien diría,  la estafa.



Y la culpa se reparte. Bien por interéses propios, o tal vez porque nadie ha reparado en todas estas anomalías. Pero sobre todo es de los ciudadanos que no denuncian. La gente protesta de boca pero solo hace eso - Hablar - pero no deja constancia escrita de su malestar. Y es precisamente esta dejación la que permite que los abusos sean una practica habitual. Aquí supuestamente hay tres actores : La Abadía - El Municipio y la empresa privada que explota las visitas, los autobuses etc. La orden religiosa tendrá que responder por el abuso del canon de 10 euros en el ultimo tramo del recorrido. El municipio, de las fuentes y las limitaciones de entrada en el perímetro del pueblo. Y también ¿ porque razón se permite entrar hasta la misma puerta a la policía, a los bomberos y al autobús que llega de Pontorson, el pueblo mas cercano y no deja entrar al que llega de turistas. Es mas, me parece deleznable e inmoral que nadie haya reparado en las personas discapacitadas o con problemas diversos de movilidad. Con respecto a la empresa privada que explota la linea de autobuses, las carrozas con caballos etc considero que debería de ser investigada en profundidad, por la poca sensibilidad que tuvo con mi denuncia y con la situación que expuse en las oficinas. 


Pido a las autoridades francesas que tomen cartas en este asunto. Un lugar tan visitado, tan bonito, necesariamente tiene que estar adaptado también para las personas que sufrimos algún tipo de discapacidad o disfunción motora. De no hacerlo, de no tenernos en cuenta, nos quita la posibilidad de disfrutar del entorno como lo hace la mayoría. Nos hace ciudadanos de segunda y considero que ni es justo, ni va con los nuevos tiempos. Francia siempre se ha caracterizado por su sensibilidad hacia los mayores y hacia las personas discapacitadas, por eso que una mala gestión o una falta de control en un punto estratégico de turismo mundial Como es Mont- Saint Michell no puede empañarlo. Gracias por entenderlo

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Esté de acuerdo o no con lo que escribas, nunca te quitaré el derecho a expresarte como quieras sepas o puedas. Ese mismo respeto lo tengo conmigo. Si es para difamar o insultar NO sale. Gracias por venir...