lunes, 24 de octubre de 2011

El balcón de los nuevos suicidas


 


Señoría: 
He decido abandonar el acto heroico de vivir. He dejado de creer en el ser humano, en la raza humana. He dejado de confiar en mis amigos, he visto la sombra de sus navajas en mi espalda. A veces he sentido la afinada hoja en mi cuello. He dejado de creer en los símbolos, en las siglas, en la palabra.Todo ha sido devorado por las estúpidas leyes de la mercadotécnia. He decidido abandonar todo acto de fe salvo a mi mismo, pero es difícil encontrar gente en esta isla de soñadores involuntarios. He decidido abandonar este acto heroico de sobrellevar el peso de tanto crápula y tanto parásito pegado al interés del buen arte de hacerse el loco. Decido apartarme de las hienas que siguen sacrificando mujeres en nombre del amor posesivo o mejor dicho en nombre de la ignorancia y la ignominia.




   
Señoría
Decido esta muerte consciente de que nadie me echará de menos mas allá de la barra del café de la esquina y los tres caminos en forma de mujer. Siempre fui un solitario, un extraño para todos... salvo para mi. Confieso que sigo teniendo mi cabeza lucida, incluso en este ultimo acto de morir que muchos definen como cobarde. Tal vez lo sea prudentemente. Estoy convencido que es lo mas libre que el ser humano posee, su derecho a decidir, si va o viene, si besos o abrazos. Si solo, con leche, cortado etc. Libre al fin y al cabo. He decidido abandonar este acto heroico de respirar, porque ya no creo en lo que usted defiende, hay demasiadas leyes en los patíbulos que no son respetadas ni por la dama escondida tras el pañuelo. Y sin embargo mi carta va su despacho sin despecho ni prejuicios. ¡¡ Basta ¡¡ Es imposible pemanecer ajeno a tanto bastardo con cartera y guardaespaldas. Me niego a alimentar una boca que escupe hiel con las normas en la mano izquierda y la pistola en su funda vitalicia.Ajenos a la vendimia de los traficantes de dinero. A la mafia de cuartelillos locales y a los paraísos del alto Andorra. A los enviados, vendiendo tanques en los burdeles. Decido dejar la droga para siempre, también esta podrida. Hoy los yonkis no se mueren de sobredosis, se mueren de pena. Su muerte es mas triste que la mía. Su vida, tal vez no tanto. Fue mas ingenuo, o tal vez mas listo. He decidido para siempre dejar de buscar el amor, jamas conocí nada que se parezca a como me lo describían.Lo intente a medias. Pero nunca entendi lo de... buscar. Ademas...me amo demasiado como para ( haberlo ) compartirlo. Suena egoísta, pero tan solo era ( es ) prudencia. 

Señoría:
No culpe de mi culpa a nadie. No levante mi cadáver, tan solo es materia. Deje que alimente a la única especie racional. Tampoco deje que me den la extremaunción. Las sotanas y las sacristías tapan demasiados pecados tras los muros de la ciudad santa, y no quiero que me salven los hacedores del mayor circo en la función mas lonjeva. Además, hace tiempo que las ostias ya no me las ( daba ) da "Dios". Decido dejarlo todo, y sin embargo no tengo nada salvo tres princesas que son mi reliquia y mi refugio. Antes fueron amantes. Siempre lo fueron. Ahora seguirán siendolo. Después de todo el placer es etéreo, espontáneo...infinito. ¡¡Ah..solo una cosa ¡¡ Quiero que mi muerte sea echa publica. Que salga en cabecera de todas las noticias. ¡¡ Se fue el kanalla hijo de puta ¡¡ Quiero que todo el mundo sepa que siempre hice lo que quise. Que siempre traté de ser coherente incluso en los arrebatos, incluso en mi ultimo día. Además, no ( quise ) quisiera herir la sensibilidad de mi ego. Me mataría.
Bueno,llego el momento, ahora me toca a mi. Este pasillo conduce al abismo. Es la ventana elegida, el lugar de los elefantes rotos. De los hombres heridos por  mujeres de trapo. Es el lugar exacto donde el aire se mastica a ritmo de akelarre y desafió

( Todo es relativo, subjetivo y abstracto. Y yo solo se que no se nada )