miércoles, 22 de marzo de 2017

" A PARTIR DE AHORA EL CAMINO ES DE BAJADA Y SE SUPONE QUE ESO FACILITA LAS COSAS "

Hoy se cumplen sesenta años entre estas dos imágenes. Si alguien me preguntara que siento al haber gastado ya toda esta gran parte de mi vida, le contestaría que nada. Si por el contrario se me preguntara como valoraría todo este tiempo transcurrido, diría : "Como a casi todos los mortales me podría haber ido un poco mejor. Pero es lo que hay ". Dicho esto, grito y bien alto que hasta este momento que escribo confieso que he vivido. Es cierto, todo este tiempo ademas he estado muy cerca de ser libre porque casi siempre hice lo que me propuse. Me falto un paso, pero tal vez fue mejor así, la prudencia es otro de los atractivos de mi Ego. Toda mi historia, todos mis antecedentes están en las entrañas de esta bitácora. Lo único que tengo mio ademas de una bicicleta, una caña de pescar y un viejo ordenador... Mi blog es mi ángel de la guarda, mi amigo, mi buhardilla, mi amante y la razón de no perderme en la sinrazón de los días y sus asfixiantes noches buscando un asidero donde agarrarme para no caer al abismo. En un dialogo de película alguien decía que : " La mayoría de nosotr@s no estamos viviendo la vida que quisiéramos vivir". No se refería a tener mas o menos cosas o ser mas o menos rico. Hablaba de la gente cotidiana, esa que cada día pasa junto a nosotros en la calle, en la tienda de la esquina y aquella del semáforo de allí. Seres arrepentidos, tal vez frustrados...puede ser. Luego están otros que como yo, el contexto del momento, la maldita crisis, los llevo río abajo. De nada sirvió la fuerza de remar contracorriente, poco a poco los margenes de las orillas se estrechaban y el aumento de caudal no presagiaba nada bueno. Cuando todo parecía gris apareció una mano de colores como parte de un ser extraordinario y el paisaje se hizo mas real.  En una década poco a poco el río se convirtió en arena y en ella modele un castillo de agua y barro que hoy todavía permanece casi inalterable. Allí habita la mano y la barca como si nadie mas supiera el escondite o la guarida. Nunca tendré palabras para agradecer aquel tal vez salvavidas. 




No obstante siempre me quedara la duda de saber como hubiera sido el resto de mis días de no haber sido así. ¡¡ Malditas contradicciones !!. Pero ... tan necesarias. Reconozco que desde "la tranquilidad de una mesa y una cama" tal vez sea cómodo y egoísta pensar en eso ahora. Pero es que solo con el tiempo se aprende. La frase no es mía, pero es aplicable cuando has consumido el sesenta por ciento de tu existencia. Pero es verdad, solo con el tiempo se aprende que vivir es una autentica estupidez. Llegar para existir mas o menos noventa años no tiene ningún sentido. Pero mucho menos si la vida te la tomas en serio. En esta parte solo aspiro a saber envejecer y a tener buenos momentos. Esa es mi lucha y de momento mi otro Ocio. No tengo absolutamente nada que agradecerle a la vida. Todo lo malo o bueno que me ha pasado hasta la fecha lo he pagado o disfrutado con algo mas que con creces. Y en ese deambular adolescente y solitario - con tara incluida - no había lianas, abrazos, escaleras de emergencia o botiquín de primeros auxilios y así se tejió el hombre de acero y plastelina que hoy como ayer y tal vez como mañana, te escribe. Cuando me vaya sin retorno solo estas paginas serán testigos de que un tipo tal vez como tu paso por tu mismo planeta. Tal vez por tus mismos caminos, las mismas montañas. Alguien que el tiempo borrara de la memoria y de la nada como ocurrirá contigo. Y por ser tan iguales y tan distintos toma una copa y brindemos por los días que nos queden. Y sobre todo, no le hagas caso ...