martes, 18 de octubre de 2011

EL DIFICIL CAMINO DE LOS BACHES Y LAS SOMBRAS

Corría el año 1977 cuando llegaba a esta tierra. Era muy joven, era un chaval de aquellos donde todo estaba por llegar. Incluso su primer sexo. Huía de un pasado trágico donde un padrastro amargado por su pasado descargaba su frustración en un adolescente de aquellos que eran otros a estos. Tal vez si hubiera sido como los de ahora, los moratones hubieran sido otros y tal vez en otras carnes. Un día de no se que año una bomba destrozo el bar donde trabajaba cercano al Ayuntamiento de Bilbao. Horas mas tarde me enteré que la razón de ese artefacto era porque policías nacionales desayunaban en el mismo. 


Con el tiempo esta historia se quedó obsoleta ya que a partir de ahí o por esos años había historias parecidas. Trágicas la mayoría. Historias legales e ilegales. Todas ellas basadas y vividas en esta tierra llamada Euskalherria. Soy de aquellos hombres y mujeres que por razones diversas vinieron y se quedaron y aquí establecieron todos sus lazos. La amistad, El amor, El desamor,la conciencia de clase y tal vez sus vástagos. Echaron raíces en un pueblo que abrazo su llegada y con ella contribuyo a que esta tierra creciera para tod@s y juntos han vivido subidas y bajadas. Risas y llantos Y mano a mano y por ese roce la gente comenzo a entender que este país de acogida tenia una historia, una cultura y una lengua propia y ancestral. Muchos lo entendimos así y nos sentimos también hijos de esta Gaia. Otros simplemente viven respetando las canas de este pueblo aunque no lo sientan ni un poquito. Y como en botica también están los que se sienten universales, es decir: españoles y vascos a su vez ,ciudadanos del mundo, anacoretas, asociales… y una cierta manada de ciegos, expertos en dar palos a primera vista. Ahora mismo rodean mi cuerpo 54 años y desde que llegué he vivido cada minuto de esta tierra. He escuchado todos los argumentos, una y otra vez de unos de otros y de todos. 


He asistido a muchas promesas, cábalas,liturgias,charlas,manifestaciones. Casi he visto las mismas caras en cualquier propuesta de salir a la calle. Es decir aquí a estas alturas ya nos conocemos tod@s. Si tuviera la Hemeroteca a mano en este momento, te darías cuenta de lo que hablo. Y es cierto, tod@s hemos hablado demasiado.Todos hemos sido testigos de los digos y diégos. Todos hemos tenido un sobresalto cerca, el que sea. Bien en forma de bala facturada o adosada. Bien en los oscuros rincones de los cuarteles donde todos hemos asistido a alzamiento de galónes por los trabajos realizados en las cloacas del Ministerio a los ingenieros del dolor. Hemos sido testigos de casi todo aquello que nos han dejado al azar. Y siendo actores pasivos y activos a su vez ya conocemos que ha pasado, que pasa y que pasara´. Todas las cábalas desde la experiencia de los años entre fuegos cruzados y Territorios Comanches dan para mucho. Es mas, me atrevería decir que los ciudadanos también tenemos que expresarnos. Al fin y al cabo todos de alguna manera hemos sido testigos de todo. Y todos de alguna manera hemos sufrido. Unos mas que otros ? Puede ser. Quienes ?. 

Aquí esta la cuestión: repito todos, porque cada ser humano es a pesar de las genética..distinto. Y en este camino de desencuentros, palabras al viento, intereses políticos, mesas redondas, tertulias televisivas, programas especiales y oligopolios al acecho, ahora ya no puede haber vuelta atrás y en ese empeño tenemos que estar unidos, despiertos y distantes con todo aquello que signifique salirse del objetivo que no es otro que el respeto de los silencios en los aconteceres venideros. Evitar elucubrar sobre las cosas Y sobre todo no intoxicar los hechos que se estén dando y los que quedan por llegar. A llegado el momento de reconocer absolutamente todo el sufrimiento. El de tod@s. Que nadie se rebaje ni se quite su parte de responsabilidad en todos estos años donde todos hemos sido en algún momento u ocasión, reos y verdugos. 
 

Pero cuando nos devuelven a la historia mas cercana de situaciones similares en procesos de paz, parece que algunos se aferran a desvincularla de la tierra donde durante mas de cuarenta años ha vivido, hemos vivido en tensión. Provocada por muchos, interesada por todos. Ha llegado el momento mas difícil no lo olvidemos, la reconciliación. Tratar de que las heridas no dejen marca al menos en los recuerdos.Y si lo caminos ya de por si son difíciles este lo es aún mas. De momento quiero reparar en algo de lo que apenas se habla y es de los disidentes que segurio los hay o puede haber en todas las partes diréctamente implicadas. Que en esta circunstancia son ellos y todos los demás. Es decir todas las partes. Parece a juzgar por los silencios de que la estructura de la organización no da señales aparentes de que la posible disidencia que pudiera haber tenga fuerza o posibilidades de continuar, que por suopuesto sería un suicidio. De darse, cosa que dudo, podría estar estrategicamnete contemplado en los papeles llamados Hoja de Ruta y su respuesta sería el rechazo mas abosoluto. Sin embargo no lo tengo tan claro con otros disidentes políticos independientes y de partido. Son los que ahora mismo ladran rabiosos y tod@s sabemos o intuimos sus razones: Se les acaban los argumentos de venta para captar el voto del miedo previamente jaleado en los medios y en los suyos propios y quieren evitar a toda costa ese maná pusilánime que much@s han utilizado para seguir con sus réditos.

El poco respeto y la desvergüenza mostrada por la gran mayoría de políticos, partidos, medios de comunicación, contertulios y otros con la Delegación Internacional llegada a Donosti - San Sebastian ha sido una vez mas la gran mancha de esta clase de elementos ajenos a los mínimos cánones de protocolo y educación y el mas ruin de los desprecios a personalidades que no se destacan precisamente por sentarse en banquillos de acusados, nii tampoco de llevárselo calentito mientras el país se arruina a pasos agigantados. Esta tropa de ignorantes, corruptos e indeseables tienen los días contados simplemente por la fuerza de la razón y porque ya no engañan mas que a los suyos. Y así todos juntos se devoraran entre ellos al no haber carnaza fresca en las calzadas ni esquelas en los diarios. 
 

Y solo por eso much@s y yo mismo apostaremos por la razón, el sentido común y la reconciliación como venimos haciéndolo de alguna manera entre los bastidores de cada día y desde nuestros particulares púlpitos de expresión. Ahora comienza la parte mas delicada, la base fundamental que no es otra que asentar bases, estructuras, buscar acuerdos y todo luchando con los acontecimientos de diario, con los reproches baches y sombras de los hacedores de los nuevos tiempos que se acercan. Y de nuevo saldrán los muertos de esta odisea macabra que nunca tuvo que comenzar. Para todo eso se necesita prudencia, respeto y sobre todo silencio si no eres actor principal. 

Y por eso esta carta será la única cosa que escribiré sobre este asunto y como muestra de apoyo a este proceso de Paz.
( Todo es relativo, subjetivo y abstracto. Y yo solo se que no se nada )

1 comentario :

  1. Cuando tu llegaste a Euskalherria (1977)yo tenía 11 años, soy por tanto 9 menor que tu. Aun así para entonces, por increible que parezca, ya había sido salpicado de sangre inocente en las barricadas. Para entonces ya sabía que mi estirpe estuvo a punto de ser exterminada en aqulla guerra sin cerrar de unas décadas antes.Ya era militante. Se que has tenido tiempo de escuchar casi todo tipo de relatos y se qme el mió no te sorprenderá. Me parece muy bueno el análisis que haces y me parece que es el momento de que luchemos pacificamente juntos en la reconstrucción de un relato en el que tod@s bien tenemos mucho que callar o bien mucho que decir. Agur bero bat

    ResponderEliminar

Esté de acuerdo o no con lo que escribas, nunca te quitaré el derecho a expresarte como quieras sepas o puedas. Ese mismo respeto lo tengo conmigo. Si es para difamar o insultar NO sale. Gracias por venir...