domingo, 5 de marzo de 2017

CONSEJERA DE EMPLEO / BEATRIZ ARTOLAZABAL : " NADA NUEVO BAJO EL SOL, MAS DE LO MISMO O PEOR "

Señora consejera, el silencio en ocasiones es el gran amigo. Los hay de muchos tipos : "silencios cómplices, de otorgamiento y silencios de prudencia. Usted practica los tres que he señalado con un pequeño ejemplo. Pero se podrían ampliar . Hay campo para ello.

"APENAS UNOS MESES EN EL CARGO DE CONSEJERA DE EMPLEO Y YA HA DADO TODO DE SI CON SUS APARICIONES"




SILENCIO CÓMPLICE 
Este es el silencio que practica al no levantar la voz contra los que le dejaron este marrón en bancarrota. Un silencio que no puede ser molestado : "El marrón es compartido". La culpa también. En este tablero esperpentico, usted ha llegado solo para mover piezas y colocarlas estrategicamente detrás de los focos.

SILENCIO QUE OTORGA
Son aquellos en los que uno permanece inerte ante el panorama desolador que tiene en su despacho. Esos donde antes de cortar cabezas, otorga beneficios de duda y apunta al pueblo como culpable.

SILENCIO DE PRUDENCIA
De todos los silencios, este es el que menos practica. Todo un error señora. La prudencia no solo amansa fieras,también permite analizar la imagen que uno esta transmite al exterior. Por eso antes de abrir la boca es mejor - al menos -reflexionar sobre el control de daños que pudiera producirse al hacerlo por protocolo.

" LA OTRA SOCIALISTA LA OTRA CONSEJERA "
SE MARCHO POR LA PUERTA DE ATRÁS




" CUANDO VEAS LAS BARBAS DE TU VECINO "

En pocas semanas ha dado de si todo lo que tenia en su cartera. Es decir : " Nada ". O en su defecto mas lo mismo. Osea, mas incertidumbre. Ocurre siempre igual. Llegan los nuevos y para que se note que están ahí, comienzan a cambiar maneras de trabajar. Diseñan nueva publicidad, nuevos formularios y ese largo etc que caracteriza el desastre organizativo de toda la vida en Lanbide. Y donde por cierto siempre pagan los ciudadanos/as. Nadie espera nada de usted salvo los suyos. Ha llegado a su despacho y se despacha en su primera entrevista con la Discapacidad y dice que ésta sera su lucha mas encarnizada. ¿ Como puede ser alguien tan perverso ?. Utilizar la situación critica que viven/ vivimos personas con disfunción motora cuando las ha dado de lado. Por ejemplo en el asunto grave del Puente Colgante. ¿ O acaso miento ?. Como puede tener la desvergüenza de decir esto en rueda de prensa : "Lanbide es una preocupación del Gobierno, pero no comparto que sea ineficaz en su gestión y que no cumpla sus objetivos ". Y quedarse tan ancha.






Pero vamos a ver ¿ Usted donde estaba, donde esta ?. Acláreme: ¿ Vive en este país, sale a la calle, habla con sus amigos, con la gente, con su familia ?. Porque si no son extraterrestres y son medianamente honestos No habrá nadie que pueda respaldar esa absoluta mentira. O esa burda y patética excusa de esconder las datos objetivos y la verdad. Se lo voy a decir alterandome lo justo : Mire señora consejera, Lanbide ha sido un nido de parásitos/as con nomina Vip y usted lo sabe mejor que yo. Como lo saben todos en el Gobierno Vasco. No solo han hundido esta parte tan importante de la Conserjería, sino que por la falta de control y la inanición total en el ejercicio de sus funciones, han dejado vía libre a las posibilidades de fraude. Que ademas en algunos casos han sido millonarios y organizados por bandas especializadas en " vías de agua por dejación ". ¿ Le suena ?... No espero nada de usted y como yo, intuyo que hay mas gente que piensa lo mismo. De esperar algo seria que nos dijera cual es el agujero real de la falta de control de los gestores anteriores. Cuéntenos si se van a pedir responsabilidades políticas, judiciales y económicas ante el desfalco. Y por supuesto, si se les va a conminar a pedir perdón a los ciudadanos/as perceptores que han sido señalados como sospechosos del hundimiento. Esto le daría credibilidad. Aunque al ser política esto es lo de menos ¿ verdad ?. Señora, tenga sentido de la proporción en la mentira. Sera casualidad o no, pero la gran mayoría de vascos y vascas - ciudadan@s tod@s al fin y al cabo - no son / no somos gilipollas. Gracias