miércoles, 5 de octubre de 2016

" REGRESO A LA HIEL DE MIS HÍGADOS "

" Sería muy extraño y sorprendente que volviera de nuevo a sentir que otro mundo es posible. Que otra sociedad mas humana, justa e inteligente surgiría. En definitiva, que viéramos crecer a los hijos en la nueva tierra prometida... Pero he perdido toda esperanza. Sin animo de justificarme, señalo que nos es que haya perdido mi conciencia de clase, o la honestidad con la que trato siempre de vivir. Es tan solo que todavía entiendo que no estamos preparados para este salto mortal. Y lo peor de todo, es que tampoco veo atisbo de cambio a corto plazo. "



Por eso he vuelto donde antes de las calles y las plazas. He regresado a la hiel de mis hígados. Me encuentro en el mismo lugar del que no tenía que haber salido. Es decir en mi mundo. En esta revolución de un solo hombre como ejercito y a sus trescientos metros cuadrados de área de combate Es decir, a mi casa y su gente. A la comunidad de vecinos. Al bar de la esquina y a la panadería de al lado. A mi pequeño pero selecto grupo de seres humanos que forman una tribu de anécdotas, risas y cosas mas serias. A la charla cercana y a los problemas y aventuras del barrio. Creo que es la única revolución que da frutos de verdad y a corto plazo. En muchas ocasiones he pensado : ¿ Para que tanto esfuerzo, tanta vena hinchada, tantas horas perdidas y tanta denuncia ?. Quien soy yo ¿ Acaso un salvador, el enviado puro ?. Nada de eso, soy tan imperfecto como tu y como aquel. Y por supuesto, también me equivoco en mas ocasiones de las que quisiera. Sin embargo no me considero uno mas y eso me ha traído consecuencias. Así es, si en vez de haber estado durante un tiempo en la barricada me hubiera colocado en el lugar moderado de los hombres y mujeres fuera de toda duda, ahora no sería un proscrito en la tierra que resido. Si hubiera bajado la cabeza y desviado la mirada a otro lado cuando se instaba a ello, ahora no estaría bloqueado en no pocas redes sociales de personas ilustres. Si me hubiera mordido mas la lengua no solo ahora mismo podría estar trabajando a dedo, sino que tal vez tendría hasta carnet de partido. Tal vez si no fuera tan soez cuando expreso mi rabia y las formas en que lo hago, su Santidad me daría el visto bueno y así sería como ell@s,.. un buen cordero. Efectivamente me encuentro ante otra de mis contradicciones. En ese estado donde no es que reniegues de lo llevado cabo hasta ahora, sino, de plantearse si ha merecido la pena tanta coherencia viendo y observando el panorama que tenemos. La respuesta es complicada : A nivel general, no ha servido para nada. En lo personal, solo para seguir intentando no contaminarme. Todo tiene un limite y en este momento no se donde colocarlo.





La sociedad que me rodea y que de alguna manera todos hemos ayudado a crearla, no me gusta, la detesto. Cada vez me identifico menos con los seres humanos que me rodean y en ocasiones me molesta tenerlos cerca. Sobre todo aquellos con encefalograma plano y de coeficiente dudoso. Que por cierto, son un ejercito. Encender la Tv, la radio, leer la prensa, escuchar tertulias y a sus acólitos tertulianos es como entrar cada día al centro de la locura y el despropósito mas absoluto de todo lo establecido. Nos hemos quedado sin estímulos para recibir lo agradable, lo positivo. Y ademas intuyo que hemos agotado toda esperanza de que al menos la generación del 57 veamos algún cambio. Todo esta prostituido: La vida publica, la política y la privada. Corrupción hasta la médula espinal de ellos y de nosotros. Se ha degenerado todo por culpa del Photoshop. Ahora cada uno de nosotros podemos configurar nuestra vida como queramos. Nos ha absorbido la inmundicia. Solo queda aquello de : ¡¡ Sálvese quien pueda !!. Y en ello estoy ...