lunes, 10 de octubre de 2016

" EL SEXO TARIFADO SE MUERE DE INANICIÓN "

Si es o no el oficio mas viejo del mundo, nadie lo sabe. Todavía hay mundos que están en este y que no sabemos absolutamente nada de ellos. Por eso y por las noticias que de vez en cuando aparecen en revistas especializadas o de universidades prestigiosas donde lo que antes era bueno ahora es maligno. Y donde se dijo Diego ahora resulta que es digo. Por edad o experiencia, ya no les creo. Se lo han ganado a pulso. Tengo la suficiente autoridad para hablar de ellas. Al fin y al cabo yo soy un hijo de puta, prostituta o meretriz, como se prefiera. A decir verdad creo que soy mas bien una vergüenza o un insulto por como reaccionan no pocos seres humanos cuando se enfadan o insultan en el fragor de una discusión o bronca : Siempre lo hacen llamando al contrario " hijo de puta ". Sinceramente, eso me molesta. Muchos lo ven como habitual pero dicen no querer insultar a las mujeres que se dedican a este asunto del sexo tarifado. ¡¡ Menos mal !!. Ya me quedo mas tranquilo. Siempre que se habla del asunto, nadie, ni incluso los medios, aciertan a dar nunca una información mas completa. Incluso mas humana si cabe. Lejos de esto, la difusión de redadas, imágenes pixeladas de todo lo que también rodea a este mundo es la base para realizar un programa de esos que tratan el morbo en todas sus facetas. Ahora son casi todos. Esto lo podríamos extender también al llamado periodismo de investigación y las tertulias de list@s fuera de toda duda o toda perversión. Al menos es la impresión que tratan de dar ante las cámaras o micrófonos. " Todos los hombres y mujeres de bien contra la prostitución y el Lumpen que la rodea ". Esta frase podría encabezar una manifestación por los derechos humanos en la mayoría de los países donde se alaba la democracia, el estado de derecho. Al parecer son la mayoría. Y es aquí donde esta la cuestión. Por ejemplo: España sin ir mas lejos. La cuna de la hipocresía mas vomitiva en este aspecto y otros muchos. 


Los gobiernos de Europa y estos que hemos tenido no saben como afrontar el asunto. Mires donde mires, siempre habrá una linea roja infranqueable. Entre otras cosas porque muchos políticos tiene su "querida" sean casados o no. Y mas de diez incluso las refugian en apartamentos a medida y pensión completa para esas reuniones o esos viajes de ultima hora cari ... Cierran de repente grandes clubes que han estado siempre y donde trabajaban cientos de mujeres. Dicen que lo hacen con la intención de atajar el problema. Lo único que  han conseguido es que las carreteras, los polígonos y las calles se llenen de mujeres medio desnudas que solo intentan subsistir trabajando. Han tomado medidas ridículas como perseguir y multar a quien acuda a ellas, es decir a los clientes. Y tantas otras que lejos de afrontar la situación la han agravado mucho mas de lo que supuestamente estaba. Por ejemplo ahora muchas de estas mujeres - aún si querer - tengan que acudir a personas que "las defienda o las cuide de los peligros de la calle".  Que por otra parte, son muchos mas de lo que nos imaginamos posiblemente. También para que las consigan una esquina o un local para seguir tirando. porque la calle también tiene sus sagrados códigos. Nada es como antes y ahora a veces necesariamente tienes que elegir. Y es que cuando se mueve tantísimo dinero negro como para lograr mantener el país a través de la prostitución, entre otras cosas. Ejemplo : España, como una hipócrita economía sumergida todos quieren su parte del pastel. Incluso los poderes del estado. Por eso de vez en cuando hay que disimular. Ya sabes : "Alguna que otra redada sonada para acto seguido continuar mirando para otro lado y dejar que lo arregle el que venga detrás. Ninguno de momento a dado con la varita mágica.


Lo mas triste es que no existe tal varita. Solo han conseguido que cientos de mujeres muchos meses no tengan dinero para enviar a sus familias y mucho menos para poder seguir tirando lo mas dignamente el día a día. Ahora no son años de bonanza como los vividos del 2000 al 2006 donde los garitos estaban a reventar y donde las visas de todo tipo cogían fuego en las recepciones. Las mujeres de aquellos años ganaban dinero rápido ante la avalancha de clientes bien colocados de todo. Y si no, ya les colocaban ellas previo acuerdo. Todo aquello comenzó a esfumarse. También se fueron al traste muchos comercios de todo tipo donde las meretrices gastaban sin miramiento en : " peluquerías, joyerías, lencerías, restaurantes y tiendas de ropa que estuvieron cerca de ellas. Pregúntales a estos negocios, ellos saben de lo que hablo. La mayoría de las que llegaron ya sabían a que venia y en que condiciónes. Y es que muchas ya tenían el rodaje realizado en su país de origen. Brasileñas, Colombianas sobre todo. España entonces vivía la farsa de ser " El Dorado". O al menos así se veía en el exterior. Por eso todos querían probar suerte y viajaron en busca de futuro y otras cosas. Pero cuando comenzaban a llegar se dejaba ver el oscuro futuro que viviríamos los años siguientes. Llegó la gran crisis y todo comenzó a desbaratarse y a caer en picado. La locura de esos años llevo a muchas/os a centros psiquiátricos por uso y  abuso de todo. Otros no lo pudieron contar. Hubo gente inteligente. aunque las menos que supieron aprovechar en tren y lograron montar sus sus negocios y construir o arreglar sus casas, tanto aquí como en su país. Pero la mayoría de las mujeres que conocí en aquellos tiempos se marcharon con sus familias ante el caos. Las que lo perdieron todo, a duras penas resisten en clubes olvidados o pisos hacinados. Y como ellas, otras muchas ahora tienen que chupar pollas por 20 euros o hacer pajas a 10 dentro de un coche en aparcamientos de centros comerciales si quieren comer y seguir tirando por ejemplo.



Como hombre y como consumidor circunstancial tengo que decir que jamás me sentí mal porque una mujer cobrara por mis deseos. Siempre lo entendí como un negocio porque siempre respete las reglas de los acuerdos mutuos. Yo no le preguntaba porque lo hacia. Tampoco jamas se interesaron del porque acudía a ellas. Seres adultos y seguramente con sus carencias, sus deseos ocultos. Pero sobre todo con sus razones de libertad. Así poco a poco vas conociendo sus vidas, sus motivos, tan variados y diversos como los tuyos o los míos : " Deseos de mejorar. Enfermedades crónicas o incurables de familiares o hijos. Separaciones inesperadas. Rupturas familiares por maltrato del padre o hermano. Abandonos de pareja. Violencia machista etc etc ". Una gran mayoría de esas mujeres valientes tomaron el camino de la prostitución como dinero rápido de juntar aunque muy difícil de ganar. También he conocido las que viajaban solas buscando el lujo y la buena vida. O de las que han estado un tiempo para darse un capricho, un viaje o cambiar de casa. Tampoco faltaron las que te decían que les encantaba su oficio. Le gustaba ser puta y el mundo que les rodea y que jamas dejaran de serlo. Hay muchas y diversas razones. Lo malo de todo es cuando el propio Lumpen busca también su bocado y utiliza la extorsión en todas sus facetas : " Las amenazas, los golpes o las religiones para crear esclavos al servicio de la mafia ". En cierta ocasión escuche que había bandas organizadas de personas del este que pagaban a clubes por tener mujeres que ellos mismos proporcionaban. Algunos locales funcionan solapadamente como régimen de hotel donde las chicas ademas pagan una cantidad diaria por la habitación y las tres comidas del día. También se forman grupos de mujeres que ejercen desde siempre y que captan chicas de los propios locales con el argumento de que ellas conocen el terreno. Previo acuerdo de una comisión si quieren buen territorio. Y como todo se mueve en la noche, no pueden faltar los pollitos de la dama blanca. Ellos también tienen espacio. Y así la cadena se hace extensa en todos sus conceptos. El sexo tarifado se muere por inanición. Pero aún y así todavía sigue moviendo millones de euros anuales salvando y manteniendo una economía sumergida que tiene entretenidos a no pocos seres humanos. Ahora de nuevo tratan de justificar su incompetencia haciéndonos culpables del hambre y la injusticia en el mundo argumentando que acostarse con una mujer o un hombre por dinero y en esa situación es cuanto menos algo muy grave. Es posible, pero yo no lo creo y ellas/os tampoco.