jueves, 22 de enero de 2015

¿ QUE PASARÍA SI MAÑANA AL DESPERTAR TODOS FUERAMOS BONOBOS ?

En alguna parte de camino se nos ha tenido que perder algo. Y parece que muy importante a juzgar por la evolución que vamos llevando. En algún lugar a tenido que producirse esta metamorfosis que nos ha convertido en verdaderas alimañas sin control.


Por eso esta tarde después de ver un extraordinario documental en Nat Geo Wild no dejo de pensar en lo fabuloso que habría sido todo si hubiéramos seguido la senda y filosofía de los Bonobos y no esta locura sin horizonte que estamos construyendo un poco entre todos.El Bonobo soluciona todos sus problemas con el sexo. Da igual con quien. Sea en familia, invitado, esposa, abuelo o nieto, dúos, tríos, sexo oral y un largo etc. Comen, se tumban y se les ve tremendamente relajados. Son 24 horas follando. Y aquí los tienes, felices y contentos. Y es que ya lo decían aquellos locos que se vestían con túnicas de colores, pelo largo y barbas gigantes " Haz el amor y no la guerra ".




Sonaba bien y a la gente no le parecía mal. Por eso alguien metió la psicodélica en pastillas y la muerte en papelina a los guetos que intentaban derrocar el negocio del hambre, las balas y los fusiles de asalto. Poco a poco aquello se convirtió en un grito mudo, pasivo y bonito. Y se encerró en el cajón donde se guardan las utopías de los locos. Después alguien tiró la llave por el acantilado de los sueños y estamos nadando a contracorriente para encontrarla desde entonces. Sería todo un orgasmo que mañana al despertarnos todos nos hubiéramos convertido a la filosofía " Pan Paniscus". Es decir, que todos fuéramos Bonobos. Lo primero que haría es conectar con el Parlamento Europeo, con el Vaticano y el resto del planeta, para ver si es cierto el milagro. Y si fuera verdad, observar con alegría y asombro a todos los eurodiputados desnudos y follando todos con todos. Los cámaras, los guardaespaldas, los chóferes, los traductores, los becarios, los ujieres, los porteros, los de la limpieza, ministros, diputados... Todo cristo discutiendo asuntos de estado y del mundo y después ¡¡ todos y todas a relajarnos y follar hasta la extenuación ¡¡. Un poco mas tarde irnos de picnic para celebrarlo. Bailar,comer, beber, sueñecito y otra vez a darle al asunto del metesaca. ¡¡ Que felicidad verlos así en absoluta armonía ¡¡. Cuantas cosas que parecen insalvables arreglaríamos si estuviéramos bien follados. O simplemente para empezar, follados a secas. Relajaditos. Para que la tensión de los días y años acumulados no desemboque otra vez en un Puerto Urraco espontáneo. Hay caras que dan miedo o cierto temor pasar por al lado. Se nota en la mirada, en los ceños fruncidos. En la indiferencia muda de un vagón de metro ante el desafío de los deseos que no se dicen pero se desnudan. También el buenos días protocolario en los silencios del café a las nueve. En la barra del bar al mediodía y en el rincón opaco de la sala de fiestas. Todos miran, todos se desean, todos se necesitan. Pero casi todos enmudecen. De nuevo la hora fatídica de la despedida se acerca. Otra noche mas, solo sentiremos besos imaginarios y la misma mano que nos mutila la esperanza compartida. Y así nos moriremos de mentira hasta el día siguiente para volver a comenzar. Es triste, pero es lo que hay de momento.


TEXTUAL DE WIKI
_ Comportamiento sexual social -

Las relaciones sexuales juegan un papel preponderante en las sociedades de bonobos, ya que son usadas como saludo, como método de resolución de conflictos, como medio de reconciliación tras los mismos y como forma de pago mediante favores tanto de machos como de hembras a cambio de comida. Los bonobos son los únicos primates (aparte de los humanos) que han sido observados realizando todas las actividades sexuales siguientes: sexo genital cara a cara (principalmente hembra con hembra, seguido en frecuencia por el coito hembra-macho y las frotaciones macho-macho), besos con lengua y sexo oral. La actividad sexual tiene lugar tanto dentro de la familia inmediata como fuera de ella, y suele implicar tanto a adultos como a crías.[6] Los bonobos no forman relaciones estables con parejas individuales. Tampoco parecen discriminar en sus comportamientos sexuales según género o edad, con la excepción de madres y sus hijos, entre los cuales nunca se han observado relaciones sexuales. Cuando los bonobos encuentran una nueva fuente de comida o lugar de alimentación, la excitación general suele desembocar en una actividad sexual en grupo, sobre todo entre las hembras, presumiblemente descargando la tensión de los participantes y permitiendo una alimentación pacífica. Los machos bonobo practican con frecuencia varias formas de sexo genital entre ellos. Una de las formas consiste en ambos machos colgando de un árbol cara a cara mientras frotan sus penes entre sí. También se ha observado a los machos bonobos realizando esta actividad en el suelo. Una forma especial de la misma, empleada por los machos como reconciliación tras un conflicto, se realiza con ambos tumbados en el suelo y trasero con trasero, mientras frotan sus bolsas escrotales entre ellas. Las hembras bonobo usan el sexo genital hembra-hembra (tribadismo) como forma de establecer relaciones sociales entre ellas, fortaleciendo así el núcleo matriarcal de la sociedad bonobo. La estrecha relación entre las hembras les permite dominar la estructura social - aunque los machos son físicamente más fuertes, no pueden plantar cara solos a un grupo unido de hembras, y no suelen colaborar entre ellos de esa forma. Las hembras adolescentes suelen abandonar el grupo en el que nacen para unirse a otro. Esa migración habitual de las hembras hace que el fondo genético de los bonobos se mezcle con frecuencia. A pesar del enorme incremento en la actividad sexual, la tasa de reproducción no es mayor que la de los chimpancés comunes. Las hembras cuidan de sus crías y las alimentan durante cinco años, y pueden dar a luz cada cinco o seis años. Comparadas con las de chimpancé común, las hembras de bonobo nunca se alejan del grupo para parir y no se conocen casos de infanticidio entre bonobos, que sí son frecuentes en chimpancés. Franz de Waal, Richard Wrangham y Dale Peterson enfatizan el uso del sexo por parte del bonobo como mecanismo para evitar la violencia.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Esté de acuerdo o no con lo que escribas, nunca te quitaré el derecho a expresarte como quieras sepas o puedas. Ese mismo respeto lo tengo conmigo. Si es para difamar o insultar NO sale. Gracias por venir...