martes, 20 de enero de 2015

" El azóte de la serpiente y la sombra del hacha "





Podría comenzar esto así : Este hombre con aspecto .... bla, bla ,bla y describirle desde un punto de vista irónico e incluso hacer un poco de burla inglesa. Es decir con inteligencia. En esto ultimo lo tendría mas complicado, pero lo intentaría. Es fácil, no tiene un cara convencional pero todos tenemos el aspecto, la cara y el cuerpo igual de convencional, solo nos diferencian ciertos rasgos. Y de todos podemos sacar las mismas conclusiones.  Pero Carlos es un hombre que no prodiga hacerse muchas fotos. Es mas bien tímido y reservado hasta la extenuación. Quizás sea por la responsabilidad que le ha tocado ya que hablo de el delegado del gobierno de España para el País Vasco.. El que vigila que todo vaya como tiene que ir y como dicta la Santa Constitución. El hombre tranquilo. La pieza  clave, casi en la sombra, pero que hace los deberes a conciencia según intuyo. Y es que hay veces que las casualidades en lo que se refiere al mundo de la izquierda abertzale me parecen demasiado coincidentes. Desde que ETA dijo se acabó no ha parado de vigilar con esmero, cual sabueso, cualquier movimiento que hay en el entorno abertzale.

Carlos Urquíjo
( Delegado del Gobierno Español en el País Vasco )

No tengo datos que contrasten lo que escribo, por eso advierto al lector que solo es fruto de una imaginación exacerbada que no logro controlar a veces. Esta es una de ellas. Urquijo, un tipo al que no conozco de nada pero que trato de imaginarlo como un tipo de palabra y que cumple su trabajo como nadie por amor a España, a su partido y a su encomendada misión. Está bregado en el terreno y se me antoja que sabe como va la partida y como se mueven las piezas del tablero. No lleva dos días por aquí. Han sido muchas tensiones de partido y de despacho. También para todos los demás. Esos que forman parte colateral del asunto tan solo por estar en la misma región la casa donde vive. Por eso Carlos, pueda esconder algo de rencor entre los papeles de su despacho. Puede ser entendible desde el punto de vista solamente humano. También puede que crea que es un justiciero justo. Es viable y posible que esté preparándose un buen y tranquilo retiro con el ultimo golpe de efecto. O tal vez simplemente sea un tipo que crea que cumple al pie de la ley y de la letra su trabajo.  Al delegado del gobierno lo imagino trabajando de noche. En el silencio de un despacho lleno de libros mudos sonando suavemente la sintonía del nuevo mundo como fondo a la paz del entorno y para hacer las cosas bien. Y allí, su ordenador, sus papeles, su celo, su empeño o tal vez su paranoia se fusionan para dar claridad a todo lo que pase y estar vigilante ante la osadía de los que quieren un país sin su figura. Revisa cada manifestación que se produce por pequeña que sea en cada pueblo, ciudad o barrio por si transgrede las reglas. Revisa una y otra vez cualquier vericueto , descuido, punto o coma de cualquier bando, canción, nota musical o cualquier resquicio legal por donde dar la dentellada en nombre del estado de derecho. Y ojo que se cobra algunas recompensas por descuidos o demasiadas confianzas. Además claro está, de las estrictamente legales



No hay palabra que salga de los "malos",  digan donde las digan,  que no sea analizada con lupa por este señor, además de por sus lentes y sus ojos naturales y bonitos a punto de estallar o de asustarse de nuevo, no ceja ni un instante en su empeño. Por eso revisa una y otra vez el tono, la forma, el modo, la bandera  y el mensaje lanzado por "el enemigo" cual espía a punto de ascender. Da igual que sea medianoche en el turno de urgencias de hospitales, centros de socorro y sala de curas de centros penitenciarios y que estos acaben de entrar a su trabajo, el delegado requiere información de gente sospechosa o vinculada. Revisa enfermedades, síntomas , medicaciones, y coloca sus propios equipos legales por orden judicial cuando sospecha de que el cáncer o la tuberculosis parece de juguete. Y mientras, en la calle de su pueblo un esqueleto de 35 o 40 kilos de peso trata de dar sus últimos pasos bajo la diana de la ira.  O ese despojo encamado  que vomita el ultimo trozo de pulmón (...).  Pero su empeño en hacer cumplir la norma no se desvanece ni a la salida de los reos que han cumplido el castigo de sus abyectos actos. Por eso envía emisarios con nocturnidad y alevosía a controlar emociones. Cualquiera de ellas. Por si rozan de nuevo la línea inexpugnable de lo correcto y tiene que retornar el pájaro cual boomerang a la jaula. Ha ocurrido, ocurre y si hay periodo electoral que Alá, Dios o Budha les coja confesados ¡¡ Ocurrirá de nuevo ¡¡ . Te diría incluso que si Carlos trabajara a sueldo por objetivos cumplidos en una gran multinacional, estos años le hubieran sido muy rentables económicamente. Tal vez. Desconozco su patrimonio ni lo que gana. Pero de lo que a estas alturas no me cabe duda es que es el hombre del gobierno que mas  zancadillas a la sombra esta poniendo en el proceso de cerrar el asunto ETA. Que por otra parte  al parecer se estaría llevando a cabo por distintas fuerzas y organizaciones. Pero el delegado de España no esta solo. Además de los de siempre está apoyado inestimablemente  hasta la médula por todas " aquellas organizaciones que no están por la labor de cerrar esto a la manera que se pretende ". Organizaciones que incluso tienen serios enfrentamientos con el propio gobierno de Rajoy . Y otras que  han tenido que dar cuenta de sus actuaciones económicas por temas de " me lo llevo calentito. Señalar también aquellas que  reciben suculentas subvenciones gubernamentales mas que interesantes para que sigan activas con su labor ... ¿ social ?. Queridos ciudadanos y ciudadanas, ante todo mucha calma. Tenemos ante nosotros a un hombre integro que vela por que todo se desarrolle como debe hacerlo. Por eso avisa siempre a navegantes antes de partir : ¡¡ Estoy aquí, no te olvides. Recuerda que tengo un Yunque ¡¡