sábado, 28 de junio de 2014

" La hipócrita casta vasca de estómagos agradecidos se luce de nuevo "

Una de las cosas que mas detesto del ser humano es la hipocresía. Pero también la desfachatez junto con la ignorancia es algo que no puedo soportar. Y cuando me veo o me cruzo con algún ser humano así no lo puedo remediar y necesito decírselo a la cara. Sin tapujos, sin vergüenza. Pero donde mejor desarrollo lo que que quiero denunciar es a través de la palabra escrita en mi blog. Y es que estoy hasta los huevos y un poco mas adelante de ver como representantes de la corporación municipal con su Alcalde Areso a la cabeza participan y colaboran en el "proselitismo publico del consumo de alcohol". Y para mas coña en plena calle. Públicamente.




Estos mismos y otros parecidos son los que después no dudan en acusar a los jóvenes de hacer botellón, de consumir drogas, y de estar perdidos e irrecuperables. Son los mismos que no se cortan a a la hora de culpabilizar de esta situación a los padres, tutores o familia en la educación recibida.  Y también de que los jóvenes sean "salvajes y drogadictos" . La hipocresía  política y el queda bien. Esa "intachable casta de estómagos agradecidos" que te señala, te acusa o te hace sospechoso de lo que sea en nombre de la democracia y la buena conducta. Son tan deleznables e hipócritas que esconden incluso sus propias contradicciones en bricks de Don Simón o en la papelina consumida en la ultima espuela en el bar de lucecitas 


 




Al parecer, a todos los organizadores de esta cata publica de " alcohol del bueno " estos eventos son "una buena y correcta manera de prevenir a los jóvenes adolescentes del consumo de drogas en general". Entiendo que las bodegas riojanas quieran dar a conocer sus selectos caldos y productos. Es un negocio, y ante eso no hay monsergas humanitarias ni llamadas de atención. Pero que participen publica y activamente instituciones que supuestamente están por la prevención es simplemente deleznable, patético y condenable. Y vaya por delante que este post en ningún momento tiene nada contra la rioja y sus gentes, ni contra las empresas riojanas ni sus excelentes cultivos.