domingo, 22 de diciembre de 2013

Sólo por un día me convertí a todas las religiónes

Lo hice, coloque una vela como símbolo de vida a todos los dioses. Al africano, al egipcio y al chino.
Una vez más y sabiéndolo, la suerte en ésto, pasó de largo y no se paró en mi portal, pero lo hizo en el de al lado, y en el otro. Y es que en Euskalherría hoy algunos seres humanos están un poquito mas tranquilos un poco mas sosegados ya que la suerte se paseó tres veces por aquí. No soy un tipo con suerte, pero si soy un ser humano afortunado. Son tantas las razones del porque, que te lo cuento otro día con mas calma