viernes, 15 de noviembre de 2013

La hipócrita, inculta e hiriente respuesta de Llorente...


Por parte de Amnistía Internacional y de otras asociaciones internacionales1 se acusa al político Teodoro Obiang Nguema de tortura y constantes violaciones de los derechos humanos. Frank Rubby, ex embajador norteamericano en Guinea Ecuatorial, en la serie de televisión “African Dictatorships and Double Standards” lo definió como "el gobernante más asesino y ladrón del mundo". Tratándose del país más rico de África, y uno de los más ricos del mundo, por sus reservas petrolíferas, tres cuartas partes de la población de Guinea Ecuatorial sobreviven con menos de dos dólares al día. Las constantes promesas respecto a la modernización del país nunca llegan a ponerse en práctica. Por el contrario, los ingresos procedentes de los derechos de explotación de crudo, en manos de compañías mayoritariamente norteamericanas, son desviados sistemáticamente a cuentas europeas de la familia Obiang y otros oligarcas del clan. Teodorín Nguema Obiang, alias El Patrón, hijo y posible sucesor del dictador, simultanea el Ministerio de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente con la propiedad de empresas madereras, una aerolínea, una emisora de radio y televisión y hasta una productora discográfica que tiene su sede en Los Ángeles. Pese al blanqueo de dinero en Europa, la corrupción generalizada en el país, los atentados sistemáticos contra los derechos humanos constatados por el Relator de las Naciones Unidas sobre la Tortura, y la desigualdad extrema del país, la riqueza petrolera parece otorgar inmunidad al dictador, que ha sido recibido, y tratado como amigo por Condoleezza Rice, Nicolas Sarkozy, Kofi Annan, José María Aznar, José Luís Rodríguez Zapatero y otros mandatarios. Durante su visita oficial a la Argentina, en el año 2008, Cristina Kirchner le hizo llegar sus preocupaciones al respecto de la situación humanitaria en su país.


Antes de nada, vaya por delante que no soy ni forofo, aficionado o seguidor de ningún equipo de futbol. Solo me gusta ver a equipos punteros cuando juegan partidos donde se puede apreciar en algunas ocasiones jugadas casi de ajedrez. Y dado que este juego de estrategia me gusta, pues me quedo a ver un partido y disfruto haciéndolo sin mas pretensiones que pasar un buen rato. Ayer por la noche mientras me cogía el sueño escuchaba a través de los auriculares el programa de deportes de la Ser coincidiendo con la rueda de prensa ofrecida por La Roja poco antes de partir para Guinea entre los que entre otros y otras se encontraba Llorente. Ante la insistencia de los periodistas en saber la opinión de los jugadores de la Selección por jugar en un país donde desde hace años un dictador no se respeta los derechos humanos, y aunque la jefa de prensa lo intento no pudo disuadir la insistencia periodística y al final el vasco habló para decir esta perla :
 
"Yo solo me centro en el tema deportivo, el resto no me importa".
 
 Después se dirá que se han tergiversado las palabras
 
Me pareció lasciva esta contestación. Y por eso te voy a contestar...guapo.  Sobre el mundo del deporte pocas sorpresas podemos esperar. Las drogas, los dopajes, las venta de sangre al por mayor, la compra de partidos, de jueces. El chantaje a los grandes de la FIFA y todo un maremágnum es ahora lo que impera. Vosotros. Los mismos que cruzáis el charco para jugar con niños de la guerra, con niños exiliados, con los niños del hambre y las moscas, vosotros solo sois el producto de marketing de vuestros clubs, verdaderos centros de lavado de todo. Vosotros mismos sois los que no os importa jugar amistosamente en una parte del planeta donde los niños viven bajo el yugo de un dictador que no respeta los mínimos derechos como son los humanos.  Eres un hipócrita. No te importa dices ; tu solo ves el aspecto deportivo. Ahora entiendo porque la afición vasca no te tragaba. Tu mismo te has fotografiado en tu propio patíbulo de esperpentos. Y con tus palabras has herido a muchos seres humanos que todavía hoy viven bajo el yugo de la bala o el machete.
 
¡¡ LA HIPOCRESÍA Y LA INCULTURA DE LLORENTE ¡¡
 


De todas la maneras es curioso, hoy salvo el AS ningún diario deportivo se hacía eco de esta situación que particularmente me parece gravísima. Tampoco al presidente de la federación española parece preocuparle el jugar en un país donde un dictador es el poder. Y por si fuera poco, el gobierno envía un alto cargo del ejecutivo para terminar la faena deportiva lacerante. Eso si, parece que hay un código de silencio para no mover el asunto. nadie quiere hablar del tema.