lunes, 5 de agosto de 2013

En Portugal : " Comer, tomar café y visitar sus WC " toda una gozada

... ENTRE OTRAS MUCHAS COSAS
 
En estos días, fui invitado a dar un paseo por Portugal y los pueblos blancos de Andalucia en una furgocaravana. Mas de 4000 kilómetros en poco tiempo, pero bien aprovechado. Se hace duro volver a la dichosa rutina, bien de trabajo, bien de espera a tener uno. Mientras cabalgas por las carreteras, paseas por pueblos y visitas ciudades, todo lo de uno se para, se congela. Pero sigue estando ahí.
De alguna manera se logra desconectar un poco si estando dentro o fuera del país, eres capaz de permanecer ajeno a lo que ocurra en tu entorno de siempre y no entrar en la red, ni tampoco escuchar radio o television. Lo conseguí, hasta que sin querer me llegó la tragedia ferroviaria de Galicia.
 
Viajar a Portugal, es llegar a un país amigo, a una gente amable y hospitalaria. A un país donde, entre otras muchas cosas positivas, tomar café es una delicia. Hasta el bar mas humilde, te ofrece un excelente y rico café. "Igualito que en España sabes...". Y sin salir de los establecimientos hosteleros, otra de las cosas que me sorprendieron gratamente fue ver con mis propios ojos cada uno de los WC de estos negocios. También hasta el mas humilde y viejo, limpios como la patena. Con su papel de culo, y sus toallas de cara. Su jabón e incluso en muchos de ellos, hasta bidé.  "Igualito, igualito que en España sabes ...".
 
En Portugal se paga hasta por pestañear. Con un 23% de IVA, me temo que estan mas jodidos que nosotros. Y así me lo cuenta Antonio, la persona que cuida uno de los parking del centro de Oporto - republicano hasta las cachas - "Los portugueses estan ya acostumbrados a que les den una y otra vez, y parece que se lleva mejor " ¡¡ Vosotros estais empezando ¡¡. Aún y así, Portugal es un pais asequible a seres humanos no pretenciosos. Se puede comer muy bien y muy rico sin necesidad de gastar mucho buscando rinconcitos. Por ejemplo, en Alfama, uno de los barrios mas antiguos de la ciudad. Incluso - y sin querer - escuchar algún fado ortopédico que surge entre las estrechas empedradas y abismales calles de sube y baja.
 
Portugal sabe que una de sus fuentes mas importantes está en el turismo, y también sabe que muchos españoles este año han elegido este país vecino como destino vacacional. El combustible no baja de 1:40 euros litro y las autopistas te dan una ostia detrás de las orejas que te dejan temblando. Pero son mas que necesarias, sino quieres pasar las vacaciones en esas otras carreteras nacionales y comarcales, peligrosas y complicadas. Sintra es el atraco a mano armada mas descarado de todo el país. Aquí te cobran incluso por andar y tampoco es lo mas de lo mas de Portugal como muchos aseguran. Cuatro casas y un castillo que lo puedes ver mejor en Youtube.
 
Albufeira y Cascais, de lo mas chips. La intelectual Coimbra con su campo de las universidades se diferencia de todas ellas hasta llegar a Portimau, el Benidorm portugués. Luego Setubal, Tavira y Faro hacen de las mas normalitas hasta llegar a Sagres. Un pueblito de pescadores y surfistas donde el viento es el fiel compañero a todas horas bajo la luz vigilante del Cabo de Trafalgar. Un lugar tranquilo e intrigante donde un kilo de percebes costó 15 euros. ¿ Se puede pedir mas ? . Si, volver.
 
¡¡ Gracias Portugal ¡¡