martes, 10 de enero de 2012

El visitante incómodo a cualquier hora ..

Son las tres y media de la tarde, en este instante casi todos los días me recuesto un rato en el sofá y me quedo traspuesto de diez a veinte minutos mientras escucho el televisor muy suavemente el canal de Natura que es muy bueno para hacer una buena digestión.

De repente escucho un grito nada habitual ¡¡ aguaaaaa ¡¡ y así una y otra vez. Extrañado por la novedad pongo atención y compruebo que es un trabajador del Consorcio de Aguas que viene con la intención de leer los contadores. Me levanto abro la puerta y alguna vecina grita ¡¡ aguaaaa ¡¡ para llamar la atención de aquel hombre y sepa que está en su casa. Cuando llega al sitio donde habito le invito a entrar y establezco una conversación rápida pero entendible. Yo le digo que estoy sorprendido de que todavía siga existiendo este puesto de trabajo tan complicado para desarrollarlo, ya que la gran mayoría de los vecinos no abre si vas directamente a la puerta y llamas, sin tener que dar voces. Según me dice es la única manera y aún así, lo que mas jode – señala – es que a veces llama y se escuchan ruidos, pasos y voces dentro, pero que no abren. Son muchas y variadas las razones, eso es cierto. Pero la razón mas contundente es el miedo. El temor a ser asaltado, timado o engañado. Sobre todo a la gente mas vulnerable. La de edad avanzada, los enfermos, y los que viven solos entre los casos mas comunes.

Todo trabajador que representa a una empresa pública o privada tienen la obligación ( no todos ) de llevar visible la acreditacion: bien como inspector, vendedor o técnico de reparaciones. No obstante, según me dice este ‘intruso por imperativo legal’ el hecho de que todavía hoy alguien tenga que entrar en una casa para mirar un contador o algo parecido de uso universal, ´publico o privado es totalmente kafkiano. La razón no es otra que la inversión del Consorcio ( en este caso concreto ) en llevar hasta el portal todos estos elementos de control. Pero eso cuesta dinero. Y hoy por la crisis, ayer por el ( a ver que pasa ) o porque si, el caso es que esto sigue de momento como está. Es cierto que si uno no quiere que nadie entre en su house lo mas cómodo es mirar uno mismo el contador y después llamar posiblemente a un 902 ( llamada compartida ) que te cuesta eúros a ti y al consorcio – eso se dice de esta llamadas – pero no se dice que las compañías fijan precios especiales a estos llamados a la empresa que se ofrece este servicio

Pero mas allá de dar o no la lectura o abrir la puerta, está manera de hacer las cosas es una molestia vecinal. No es agradable que alguien se mueva por la escalera de una comunidad a voz en grito, ya  que a esa hora posiblemente a alguno o alguna le jodan la siesta, el polvo, la paja o los reportajes de la dos. Y eso...eso si que no.

- TODO ES RELATIVO SUBJETIVO Y ABSTRACTO -

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Esté de acuerdo o no con lo que escribas, nunca te quitaré el derecho a expresarte como quieras sepas o puedas. Ese mismo respeto lo tengo conmigo. Si es para difamar o insultar NO sale. Gracias por venir...

ELEGIR LA MEJOR FIESTA

ELEGIR LA MEJOR FIESTA
Click en Imagen