jueves, 10 de diciembre de 2009

El tiempo te aleja y te acerca. Siempre es así.

El tiempo, te aleja y te acerca de la gente, de las personas que un día pasaron por tu vida y que también un día y sin saber porque.. se esfuman o simplemente te vas como llegaste.
Hace años que conozco a Roberto Moso, cantante de Zarama y muchas mas cosas de buena onda. También hacia mucho tiempo que no le veía en persona. Sin embargo en ocasiones escucho sus canciones en los diales, o desde cualquier ventana pegada a los puertos. Volver a verle, fue un abrazo, unas palabras y mucha melancolia.
Lo mas curioso, es como comienza este post…Así es, me acerqué a el a través de personas que conocí apenas unos meses de la manera mas absolutamente original que te podrías imaginar, pero eso es, otra historia.
Me llamo el gran Trón y me dijo que si me animaba a ir a un concierto intimo del grupo Zarama, el Tron trabajo para ellos de chico para todo, entiendase bien... y el concierto-reunión, era precisamente juntar a gente allegada. Tanto es así, que también estaban los vástagos de algunos de los invitados. Y me animé.
Quedé con la “nueva pandi” El Trón, la que le pega, y otras dos parejas. Y allí me encontraba en la tasca donde quedamos. Cuando estábamos todos y después de las presentaciones, respire profundamente y sonreí. No es para menos, me encanta sentirme “ el soltero de oro”. Salvo los sábados cuando llueve hace frió y estoy masticando mas solo que la una, los restos de pizza de la noche anterior. Esos sábados me encantaría tener a una princesa, para que me hiciera una estupenda tortilla de patata. Pero en fin
Llegar nos costó un poco a pesar de que el Tron tenia un GPS de la ostia. Al parecer lo llevaba en la bolsa del perejil y el aparato electrónico se cogió un ciego del tres. Por fin entre arboles y el puto sirimiri que nos recibió entramos en aquel local tipo restaurante – cervecera. El grupo estaba terminando de cenar en una carpa pegada al restaurante, nosotros y gente que iba llegando, en bar calentando motores y saludando a gente conocida. Allí estaba Cristina Ardanza los super voz de radio euskadi. Nos conocemos hace años y siempre tiene una sonrisa para regalarte al verte. Me dio eso y dos besos. Fue una conversación corta pero muy humana. El cantante Gari, tambien estaba se acerco a la fiesta, nos saludamos como siempre, una palabras y asi parte de la primera parte del encuentro
Y comenzo el concierto, todo el grupo entregado, relajado y creo que felices de estar en esta situación especial para todos. Y la noche siguió entre cervezas y cigarritos de la risa en algunos/as, hasta las tres mas o menos.El sirimiri también nos siguió de camino de vuelta. Alguna bruja que iba en el coche queria sacar la escoba para cerrar bares, pero mi cupo dijo ¡¡ Plis, pare en esa esquina. Y sencillamente así pase un día muy especial. Todavía estoy buscando tres razones para haber dicho. No

PD: Por cierto las fotografias son de Gabi un tio de la pandi que sabe mucho de Zarama y hace cosas tan alucinantes como esta realizada por el y titulada ( Guda eta Pakea ) y las que veras en su Blog, al que te invito conozcas.



Guda eta Pakea (Guerra y Paz), canción antibélica de Zarama. Alguien dijo que las guerras las desencadenan gente que se conoce y que se odia y en las que mueren gente que ni se conoce ni se odia. Una desgarradora canción sobre la guerra y sobre la paz con la que acaban todas las guerras, la paz de los cementerios. Es impresionante ver la cantidad de películas, novelas, poesías, cuadros, canciones, vídeos etc. que han inspirado las guerras. Y más impresionante ver la cantidad de reporteros que han muerto por querer dejar constancia de ese horror. Robert Capa fué el primero de una larga lista. Suya es la frase de que si tus fotos no son suficientemente buenas es que no te has acercado lo suficiente.En este vídeo hay una pequeña selección de esas imágenes del horror. Los murales finales son de Bansky, misterioso graffitero londinense. Un alegato contra la guerra, contra todas las guerras.