sábado, 14 de noviembre de 2009

Los silencios heridos.

Este es un de esos vídeos para visualizarlo en el 3D de tu cerebro. Tienes que verlo sin perder detalle navegando por las imagenes al son del saxo erótico y triste. Si después de esto no te tomas un Jack Daniels, no habrá servido de nada