sábado, 21 de noviembre de 2009

The house of god do not like

Image Hosted by ImageShack.ushace unos dias fui al funeral de la madre de un tipo al cual tengo gran aprecio ( el camarero que día si y día no me pone el mejor cortado del mundo ) la razón no es otra de que es buena gente. Y en momentos duros la buena gente tiene que estar arropada, sobre todo para que el dolor de esa perdida sea menos solitario. Meses atrás asistí a otro funeral, en ese caso fui a despedir a una gran amiga. Era de esas hembras que tal solo su presencia te hacia sentir calma y buenas vibraciones. Así es la vida, comienzan los declives.

Pero vuelvo al primer funeral. Generalmente y en honor a la coherencia que trato de mantener ,nunca, salvo contadas ocasiones y no me digas porque, entro en la iglesia. Nada me lo impide salvo que no me parece honrado. No obstante en ese entré.
Me senté a media docena de bancos detrás de la familia de mi conocido y me dispuse a soportar un tiempo impuesto por el decoro. Pero la inquietud por acabar aquella pantomima ejecutoria, hizo que mi cabeza comenzara a entretenerse analizando cada cosa que veía, sentía y escuchaba.



En primer lugar recordé como se define a una parroquia, iglesia o casa de dios, como un lugar de recogimiento y oración no ?. Pues sinceramente sentí escalofríos en aquella inmensa bóveda donde un estornudo se circunscribe en un millón de ecos. Me sentía desnudo, frágil y solo. Gire mi cabeza 360º hacia arriba y no veía el final de aquel templo. prepotente y ostentoso. Miraba aquellas imagenes ensangrentadas, con cara de dolor, de sufrimiento y con ojos de besugos mareados y sentía pánico. Y todo, mezclado con un intenso olor a cirio reventado.
De repente un sombra en mi cara me hizo bajar del limbo y cual fue mi sorpresa cuando esa sombra no era otra cosa que una pantalla gigante con las letras de las canciones de misa ¡¡ Ostias Karaoke en la iglesia ?. Necesitaba urgentemente salir fuera y terminar de fumar mi canuto de maría, el mismo que apague al entrar. Eran muy fuertes las emociones que estaba viviendo y necesitaba un chute si quería salir vivo de aquella nevera.
De nuevo en mi asiento, y entre pitos y flautas escuchaba al párroco. Este no hacia otra cosa que recordarnos, que si el padre, el hijo, la llegada de dios, las ovejas, los rebaños y sobre todo acojonando al personal. Y dale y venga, que si " En aquel tiempo ". Entonces me dieron ganas de subirme al banco y gritar ¡¡ Pero de quien cojones es hoy el protagonismo, de la dios o de la muerta ? ¡¡ Imagino que no sabría reaccionar. Veía también a todos los octogenarios artrosicos saltando brazos en alto como apoyando mi proclama. Pero además la iglesia practica la tortura solapada. En una hora nos levantamos 6 veces y nos sentamos otras tantas, pero lo lacerante es ver con que cara miraba el cura a la señora de los bancos 3, 4 y 5 , - estaba enorme - y la pobre estaba ya con la lengua fuera de tanto ejercicio.

Querido diario te contaré lo mas increíble y te prometo que es cierto también . Hay un momento dentro de todo este circo que se dice..daros la mano no ?. Bien pues dice: Os diría daros la mano, pero no lo haré por esto de la gripe A. ?. ¿ Que ? ¿ Como ? Nooooooooooooooooooooo. No podía creer lo que estaba escuchando. Y hay mas. En el altar se encontraba además del padre.
  • Uno; la que iba radiando cada pasaje ( hermana gemela de la que miraba mal el cura ) y cada cosa que hacia el señor de la sotana hipye.
  • Dos; otra de pelo blanco con gafas de concha color medias de monja de clausura.
  • Tres; un tío alto con gafas de labio inferior ligeramente ladeado hacia la derecha y con cara de tocar el violín.
Estaban los cuatro. El cura destapando una copa de acero inoxidable o que se yo, llena de galletitas de barquillo con sabor a vainilla que me da que son tripis. Les dicen que es carne humana de un tío que murió en la cruz por nosotros ?. Joder como se lo curran. Pero tu no te creas esa historia de la cruz. Ese tio estaba mangando fruta en un árbol le pillo el dueño y le metió una navajazo. Así fue seguro. Bien,cuando se disponen a manipular aquellas cosas salta el cura. Nos vamos a higienizar las manos. Y la otra con un recipiente va chorrito a chorrito a cada uno mojando la punta de los dedos. Esto fue la puntilla. No podía creer lo que estaba escuchando y viendo. Es lo que hay.

No me extraña que cada día la iglesia tenga menos adeptos. Y además con estas maneras de intentar llegar a la gente, lo que hacen es aburrirlas hasta la saciedad. No hay nada atractivo. Es todo cutrea, carca. En fin seguiría.
Eso si, quiero recomendarte algo que creo puede interesarte e interesar a otra gente. Si quieres hacer risas de verdad, de partirte el culo con todas las sensaciones ve un día al Monasterio de Santo Domingo de Silos, en Semana Santa, si tienes sitio. Levantate a la seis de la mañana, desayuna bien y fumate un buen petardo de maría y a las siete entras en la iglesia del monasterio, a esa hora comienzan los Maitines ( canto gregoriano ) y después a las siete de la tarde los Saitines... Ya me contaras que has sentido tu.