jueves, 22 de octubre de 2009

La tristeza de un payaso.

Tengo una amiga que trabaja con personas denominadas de la tercera edad. Es auxiliar, pero además es una mujer que siente lo que hace y a quien va dirigido su trabajo y el enorme esfuerzo y paciencia de la que hay que disponer también. Pero esto ultimo no figura en las hojas del Currículum Vitae. Y esto no es así - señala mi amiga -. La mayoría de las compañeras vienen a un trabajo determinado lo hacen y se marchan. Y es cierto, las contratan para limpiar,cocinar,asearlos y cuando acaban se van con el Mp3 a toda pastilla hasta el día siguiente.


Me contaba que un día fue testigo sin querer serlo de como entró una compañera a la habitación de uno de los residentes dando buenos días gritando ¡¡ Buenos días Antonio ¡¡ ¿ Que tal estas estas ? mientras abre las ventanas de par en par. Antonio le contesta con la voz quebrada y vacía ( Hoy me siento triste, tengo miedo ) ¡¡ Nada, eso son tonterías, mira que solecito hace ¡¡ Contestó. Mi amiga confiesa que se quedo helada al ver tan poco tacto, tan poca compasión. Y esto es lo habitual, apostilla.

Quizás habría que decirle a la compañera de mi amiga que hay tristezas y meláncolías que no se esfuman con el sol. Quizás habría que recordarle que hay momentos tan heladores que ningún sol es capaz de derretir el miedo al último viaje. Quizás seria bueno comentarle que antes de abrir la ventana se siente unos instantes y escuche la tristeza de los payasos mas niños y tal vez eso les de un día mas de ventaja,al menos para despedirse de él

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Esté de acuerdo o no con lo que escribas, nunca te quitaré el derecho a expresarte como quieras sepas o puedas. Ese mismo respeto lo tengo conmigo. Si es para difamar o insultar NO sale. Gracias por venir...

ELEGIR LA MEJOR FIESTA

ELEGIR LA MEJOR FIESTA
Click en Imagen