sábado, 12 de septiembre de 2009

A mis queridas putas.

Y putos.
En primer lugar os diré que soy un hijo de puta. El hijo de una mujer que la vida le llevó a cambiar sexo por dinero. Cariño, por dinero. Amor por dinero. Conversación por dinero. Doblegarse por dinero. Dinero, en su caso, para comer.
Pero hay otros dineros y otros casos. Todos ellos son tal lícitos como el de mi madre. Lo ilícito es cuando vejar tu cuerpo, lo es por imposición de la mano, la bala o el miedo al mas allá de los espíritus. Ha pasado mucho tiempo. Aquella puta que era mi madre, falleció hace casi veinte años. A ella, la calle la conocía y la señalaba. Entonces las mas putas se llamaban burguesía, y se escondían en los cafés y en las sacristías y abortaban a escondidas y en ingles.

Hoy el descaro y tal vez la duda las pasea sin prisa y sin pausa del brazo de su tutor, o del tutor de gimnasia de los niños.Y los domingos se confiesan y comulgan del brazo de su marido con los dedos cruzados. Ellos son los católicos, apostólicos y romanos. La familia honrada en la deshonra de sus actos cuando las luces se apagan. Allí escondidos, ella se va con su amante. El, en busca de una gacela de veinte en el club de carretera mas cercano. O en el piso mas discreto. ¡¡ hipócritas ¡¡. Estos, son los mismos que luego detestan vuestra presencia en la calle de nadie. Los mismos que patrullan la noche en busca de zorras para echarlas del corral de los "puros de cuerpo y alma." Que ilusos. No se dan cuenta que si no existirais. Habría que inventaros.

Mucha gente se atreve a hablar de vosotras/os y la mayoría son unos perfectos ignorantes come mierdas que jamas os vieron como personas y si, como deshechos. Proscritos sociales en la sociedad corrupta e hipócrita que se atreve a señalaros. La misma sociedad que paga el apartamento ( picadero ) que pone a vuestro nombre. La misma que viaja con chica de compañía. La que os contrata para “actos sociales de altura”. La que os compra y la que os vende. La que os utiliza para lavar sus conciencias, romper sus miedos, sus vicios y sus frustraciones. Esa misma que nos multa por abrazaros, besaros o follaros. La misma que pide que os regulen. Osea para que seáis contribuyentes. Osea para que paguéis. Es decir que sois dinero. Todas las demás cuestiones no importan. Sois dinero. Lo mismo que nosotros para vosotros/as. Dinero para comer, para beber, para esnifar, para fardar, para enjollarte, para tu familia, tu operación, tu viaje. Me la suda.
Tu te lo ganas por la razón que sea. A costa de lo que quieras sacrificar tus argumentos, tus debilidades tus metas y objetivos. A fin de cuentas es tu vida, y por eso, eres dueña/o de tus acciones. Por lo demás dejadlos que ladren, dejadlos que curen su rabia, su pena, su ignorancia patrullando la ciudad con puños, barras, cámaras de fotos y vídeos de vigilancia. Al menos hay un momento en su vida en que se sienten importantes o distintas y no se dan cuenta que todos estamos en el mismo fango. En la misma mierda.

Os quiero.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Esté de acuerdo o no con lo que escribas, nunca te quitaré el derecho a expresarte como quieras sepas o puedas. Ese mismo respeto lo tengo conmigo. Si es para difamar o insultar NO sale. Gracias por venir...

ELEGIR LA MEJOR FIESTA

ELEGIR LA MEJOR FIESTA
Click en Imagen